Noticias Autenticar
Estás en: InicioNoticias
Todas las noticias
¿Cómo realizar una compra inteligente de un auto usado?
Ante el aumento que ha tenido la comercialización de automóviles usados, cercana a un 11%, Walter Adrian, experto en Mecánica Automotriz de la Sede Viña del Mar de la UTFSM, entrega una serie de consejos prácticos para que el consumidor realice una compra inteligente.
Fecha de Publicación: 23/03/2011

Bonos de descuentos, créditos de 60 meses plazo sin pie y con aprobación inmediata de una hora, entrega de televisores y equipos modulares, son sólo algunas de las atractivas promociones que las automotoras del país están poniendo en práctica para atraer a eventuales compradores de automóviles usados que, según datos entregados por la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem), se pronostican ventas  cercana a las 600 mil unidades para lo que resta del año.

En la actualidad, un auto nuevo puede llegar a depreciarse hasta en un 35% durante su primer año de uso. Tan drástica cifra hace que muchas personas opten por comprar un auto usado, de tal manera de perder menos su inversión, pero si la decisión es desinformada y sin la debida asesoría, aquella compra se podría transformar en un dolor de cabeza.

Para Walter Adrian, experto en Mecánica Automotriz de la Universidad Santa María Sede Viña del Mar, el principal motivo del por qué las personas siguen prefiriendo los autos usados, en relación a los nuevos son principalmente por el bajo precio de mercado que éstos tienen, en relación a los nuevos, ya que “te ahorras el pago del IVA”, indica.

El profesional señala que antes de comprar un automóvil usado, lo primero que hay que hacer es “fijarse en el estado de la pintura, y apariencia en forma general. Por otra parte, hay que mirar los neumáticos y verificar que su desgaste sea parejo. Si la persona que desea adquirir el vehículo no sabe de mecánica, llevarlo a la planta de revisión técnica para un diagnóstico. Además, es muy importante mirar el odómetro o cuenta kilómetros, ya que un vehículo promedio particular recorre 10.000 kilómetros al año, como máximo 15.000”, acota. 

Siguiendo en esta línea, el especialista recomienda que siempre hay que revisar la carrocería del vehículo que se quiere adquirir. Es bueno realizar “una  inspección visual que le permita  ver si el automóvil  ha sufrido algún accidente. Para esto, se debe ubicar el auto al sol y verificar si las piezas tienen el mismo tono. Si alguna parte es más opaca, quiere decir que puede haber sido repintada, producto de un golpe”. Otra técnica “es estacionarlo donde existan tubos fluorescentes, estos evidencian inmediatamente una alteración en el color de la pintura”, señala.

Otro dato para tener en cuenta, es revisar las puertas y verificar que éstas cierren correctamente para que efectivamente encajen en el marco de la carrocería. Si no cierran bien, hay que desconfiar. “Supervisar que no estén descuadradas, que las puertas cierren suaves, que los vidrios se muevan, mirar detenidamente el capot del motor y maletera. Sí hay más espacio a un costado de la puerta al estar cerrada que el otro costado, es indicio de choque, para lo cual hay que revisar el estado de las bisagras”, indica el experto.

Agrega que siempre es bueno “mirar la pedalera de embrague o freno, ya que una pedalera desgastada es indicio de mucho uso. Al andar en el vehículo que no tenga ruidos ni golpes. También es relevante revisar los tornillos y las tuercas de la zona de la carrocería, así como las del motor. Si éstas están forzadas, puede indicar que fueron removidas o cambiadas sin la adecuada implementación, lo que puede hacer que se suelten y provoquen un daño severo en el vehículo”, sentencia.

Otro punto a tener en cuenta es el funcionamiento del motor. Al respecto, el profesor Walter Adrian, sugiere que éste debe estar funcionando de manera pareja. “Si llegara a presentar alguna alteración, hay que verificar con un mecánico el por qué del problema y qué tan dañino puede ser en el futuro y qué tan costosa puede ser repararlo”. Si deja manchas, éstas pueden ser por fugas, para lo cual es “muy importante revisar que el vehículo no deje manchas de aceite en el piso, ya que esto es un indicio claro de falta de mantenimiento o elementos deteriorados”, dice.

Además, el profesional aconseja ante cualquier duda “llevar al vehículo donde un especialista y que le haga un diagnóstico de compra, para ver estado de motor, transmisión, y demás elementos. Por último, recomienda pedir el certificado de anotaciones vigente (CAV), el cual se saca con el número de patente, para comprobar  que el vehículo no tinga problemas legales o judiciales”.

Fuente: Universia

No hay comentarios registrados.
Comentar
Legaltec - Trasferencias y validaciones de vehículos  
www.cavem.cl
© Servicios Legales y Tecnología Limitada 2010